Algoritmo Panda 4.0: ¿existe la fórmula secreta?

panda-google
El pasado 21 de Mayo Google hacía pública la actualización de su algoritmo Panda a la versión 4.0 y el mundillo SEO se puso patas arriba. Es habitual que cada vez que el líder de los buscadores anuncia un cambio en la fórmula que calcula las páginas de resultados, se preste atención para saber si esos cambios nos pueden beneficiar o por el contrario nos van a penalizar mostrando el nombre de nuestra empresa en la segunda página de resultados (el lugar ideal para esconder un cadáver, según escuché en una ponencia: allí seguro que nadie busca).

El algoritmo Panda llegó a Google en 2011 con la clara intención de combatir los sitios de baja calidad y saturadas de publicidad. Así pues, su función es penalizar a aquellas webs o blogs que mediante keywords o palabras clave, que en muchos casos poco o nada tienen que ver con su contenido, tienen el objetivo único de atraer el mayor tráfico posible. De esta forma se busca premiar el contenido de calidad y se fomenta la experiencia del usuario para que no se pierda en páginas que son “pura paja”.

Y ahora viene la pregunta del millón: ¿tengo que preocuparme por la actualización del algoritmo Panda 4.0? Teóricamente no, ya que una buena práctica del SEO – la optimización de tu web para los buscadores – no deberían provocar tu caída en el ranking de resultados de Google.

Revisemos los puntos principales que tiene en cuenta este temido osito:

Contenido: el contenido de calidad, original, creado por uno mismo es el que interesa cada vez más a Google. Tiene su lógica si, tal y como hemos dicho, busca la calidad de la experiencia del usuario. Así pues nada de “copia y pega” o de saturar de enlaces a otras webs tus artículos ya que puede ser interpretado como spam. Enlaces sí, pero en su justa medida. ¿En qué medida? La que te dicte el sentido común, que no suele fallar.

Dentro del contenido, es también muy valorado el apoyo con imágenes e incluso vídeos. Recordemos que el vídeo-marketing es algo muy a tener en cuenta y más que una tendencia de futuro es el presente que marca la diferencia.

Respecto a la extensión de los artículos o informaciones, cada vez se tiene más en cuenta, interpretándola como sinónimo de análisis en profundidad y aportación de valor. Esto no significa que tengamos que rellenar a costa de lo que sea para pasar las 800 palabras, que parece ser el límite que establece Google para tener en cuenta este factor. De nuevo: la mejor arma es el sentido común.

Es lógico que en la era social que vivimos en la red, se tenga en cuenta también este factor. Así pues toma especial importancia la difusión en redes sociales de nuestras informaciones, así como los indicadores de popularidad en las mismas (número de “me gusta” en Facebook o “+” en Google+, cantidad de veces que ha sido compartido…)

Algo muy a tener en cuenta también es la actualización de manera constante de nuestra web o blog. Es preferible un artículo semanal que tres de golpe y nada nuevo en un mes. De la misma forma el autor pasa a cobrar protagonismo, así que es fundamental trabajar esa reputación on-line. Si consigues que la gente pase a leer periódicamente tus artículos significa que estás haciendo las cosas bien. Así tendrás tu recompensa en los resultados de búsqueda, que en este caso contarán con la combinación del Author Rank y Google+ para dejarlo presente.

Otra consecuencia de esta supremacía del contenido de calidad que aporte valor es la caída de la importancia del SEO on-page. Hay que tener cuidado en excederse con las etiquetas o tags que añadimos a nuestras páginas ya que, si bien no son tan tenidas en cuenta a la hora de valorarnos positivamente, un abuso de ellas sí que puede tener efectos negativos.

Para concluir, podemos decir que no es necesario temer tanto a este Panda 4.0 como se ha transmitido las últimas semanas en medios especializados. La tarea de SEO no es sencilla, es un trabajo de fondo a medio-largo plazo y Google busca precisamente premiar el trabajo bien hecho, y penalizar a aquellos sitios que mediante las malas prácticas pretenden conseguir resultados en un tiempo milagroso.

Y tú, ¿crees en los milagros o eres más de tener los pies en la tierra y trabajar el SEO como una hormiguita?

Escriba una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Show Buttons
Hide Buttons