El virus, la ministra y el plan de comunicación

ministra3Está claro que es la noticia del momento: el primer caso de ébola fuera del continente africano ha tenido lugar en Madrid. Si a estas alturas no te has enterado aún, debes vivir en Marte…

No voy a entrar a debatir si el protocolo de actuación sanitario fue el adecuado o no, porque de eso ya se han encargado otros de ilustrarlo. Que cada cuál saque sus propias conclusiones. Pero hay otro protocolo que sí creo que merece la pena ser comentado: el de comunicación.

Ayer, lunes 7 de Octubre, sobre las 20h comparecía en rueda de prensa la ministra Ana Mato para confirmar lo que muchos temíamos que tarde o temprano ocurriría: una trabajadora del hospital Carlos III, ha sido diagnosticada con el virus del ébola. En esa rueda de prensa se aseguró que no había por qué tener miedo de nuevos casos. Curiosamente, al mismo tiempo, se daba a conocer otro posible nuevo caso en los medios digitales y hoy nos hemos levantado sabiendo que dos personas más (incluído el marido de la auxiliar de enfermería) han sido aislados y otras 52 personas están en vigilancia.

Teniendo en cuenta este panorama, y desde el sentido común, no sería de extrañar que hoy hubiera habido alguna comparecencia pública o comunicado de algún tipo. En lugar de eso, el PP ha decidido que la mejor respuesta es el silencio. Me he tomado incluso la molestia de ir a su cuenta de Twitter y allí, aparte de muchos tweets referentes al tema catalán (que parece que es lo que les importa de veras), la única alusión al tema del ébola es el anuncio de la rueda de prensa de ayer (sin aparecer mención alguna a la enfermedad) y un RT de hace media hora para Alfonso Alonso (presidente del PP en Áraba) en el que el susodicho alaba la actuación del Gobierno al respecto. Como si tampoco importara que durante la pasada noche y a lo largo de lo que llevamos de día haya sido trending topic mundial #AnaMatoDimision.

Mientras tanto los profesionales médicos se manifiestan expresando su malestar y piden depurar responsabilidades, e incluso la Unión Europea pide al Gobierno de España explicaciones acerca de la situación que dio lugar al contagio. Pero en la agenda para hoy del Partido Popular no hay ninguna referencia a comparecencia alguna en relación al tema.

Llegados a este punto queda clara una cosa: mi intención inicial de comentar el plan de comunicación del Partido Popular viene a ser algo más quijotesco que luchar contra molinos de viento. Porque no lo hay. Porque para que se dé un acto comunicativo tiene que haber un mensaje a transmitir y un sujeto que lo lleve a cabo. Y aquí no hay ninguno de esos elementos, ni siquiera hay intención. Así que lo mejor que puedo hacer es dar por terminado este post y dedicar el tiempo a cosas más banales. Como Ana Mato.

Escriba una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Show Buttons
Hide Buttons