Marca personal y diferenciación, esa tarea tan compleja

joseanhermoso

Conseguir ganarse la vida hoy en día con lo que realmente te fascina y te motiva se ha convertido en un auténtico privilegio. No es nada nuevo lo que digo, lo sé… Y no voy a entrar en ese debate tan desgastado y manido sobre la crisis y la situación que vivimos, porque entraría en un bucle infinito que no lleva a ninguna parte. La situación es por todos conocida y no tengo solución alguna en mente. En tal caso ya me habría planteado un cambio de profesión.

Definir tu marca personal: un proceso muy personal

Lo que sí quiero comentar es lo difícil que se hace a veces participar de esa carrera de fondo que es buscar “tu hueco” entre miles de candidatos tan válidos, o más, que tú: preparados, entusiastas, con verdadera pasión por su trabajo – en mi caso la comunicación y el diseño gráfico – y con unas ganas de comerse el mundo que se les disparan por las puntas de los dedos, al igual que a ti.

Y ahí estás tú. Eres un número en las estadísticas que mensualmente se publican para dar a conocer las cifras del paro. En eso te conviertes: pasas a formar parte de un porcentaje que aparece de forma periódica en todos los titulares de prensa, radio y televisión. Pero te niegas a que te reduzcan a eso. Tú y todas las personas que viven “tu realidad”.

Por eso llega un día en que te levantas y decides sacar tu cabeza por encima la multitud, y saltas, y te agitas, y gritas: ¡aquí estoy Yo!!! Y ese mismo día, en algún lugar se fijan en el “loco” que da botes entre la masa, uno más del porcentaje, y deciden apostar por Él. ¡Ha valido de algo la lucha, la formación, la espera y (en momentos) la desesperación! Realmente ha servido el diferenciarte del resto y pasar de ser una cifra a ser . Con mayúscula. Con nombre y apellidos, con una historia personal y una trayectoria profesional a tu espalda. Y con mucho camino por recorrer. Porque cuando tienes tan claro que a lo que quieres dedicarte, es realmente tu pasión, al final todo acaba encajando. Y el camino a recorrer no te da miedo. Porque ya has recorrido otro mucho peor: el que te ha traído hasta aquí.

Y ahora yo estoy en ese punto: después del proceso vivido durante un largo espacio de tiempo, alguien se ha fijado en mí y ha apostado por el “19 rojo” . Y no voy a dejar que la banca se lleve su dinero. Porque el “19 rojo” soy Yo. Con mayúscula.

Escriba una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Show Buttons
Hide Buttons