2 casos de product placement en los Oscars 2015

emma_stone_oscars
Anoche tuvo lugar la cita anual más importante en lo que se refiere a premios de cine. A estas alturas ya conocerás quienes fueron las películas vencedoras y las derrotadas en la carrera por la preciada estatuilla, así como las triunfadoras en esa pasarela de moda que es la Red Carpet o Alfombra Roja.

Y es que, si la entrega de los Oscars es algo, es marketing en estado puro: los diseñadores se disputan a las estrellas que van a lucir sus modelos o joyas y los productores sueñan con conseguir al menos un galardón con el que prolongar la carrera comercial de sus películas.

Pero el circuito de marketing de los Oscars no termina en esto. La Gala en sí es un vehículo perfecto para promocionar cualquier producto si se sabe hacer bien (al margen de los anuncios tradicionales que se insertan en sus agotadoras pausas publicitarias). Y este año hemos tenido dos claros ejemplos de product placement dentro de la gala muy bien hechos y (seguro) rentabilizados.comunicacion-diseño-marketing

Lego: un clásico del product placement

El primero de ellos lo protagoniza Lego, la conocida marca de juguetes educativos. Y es que, si una película fue olvidada de cara a las nominaciones, fue The Lego Movie que sólo consiguió una a Mejor Canción Original (y no se llevó). Pero supo jugar muy bien sus cartas, ya que durante los escasos 3 minutos de su número musical (todas las canciones nominadas tienen ese honor en la gala) convirtió la actuación en una sucesión de referencias a productos de la marca Lego, siendo el culmen la creación de un Oscar-Lego que entregó a varios afortunados (Emma Stone se mostraba encantada. Quizá le quitó el mal sabor de boca de no llevarse el correspondiente a su merecida Nominación a Actriz Secundaria por Birdman). Puedes comprobarlo viendo el número musical en el siguiente vídeo.

Lady Gaga: reina del marketing

El segundo caso es el de Lady Gaga. Y te preguntarás: ¿Lady Gaga en los Oscars como caso de product placement? Vale, quizá no sea un ejemplo muy “de libro” pero me explico… A muchos ha sorprendido la participación de la artista pop en la 87 edición de los premios pero es algo que no es fruto de la casualidad…
lady-gaga-oscars

Hasta hace bien poco Gaga solía ser noticia por sus actitudes excéntricas y estilismos imposibles, pero desde hace aproximadamente un año esa táctica le dejó de funcionar. Intentando dar un nuevo aire a su carrera, el pasado otoño lanzó al mercado un disco a dúo con el gran Tony Bennett versionando clásicos del jazz titulado Cheek to Cheek. La acogida fue muy buena a nivel de crítica y el trabajo realizado para cambiar su marca personal dio resultado: ya no se le percibía como una diva transgresora, sino que ahora pasaba a ser una artista de pop respetable que cantaba con todo un señor de la escena musical clásica. Y el resto vino rodado: supongo que aparecer en la gala habrá supuesto horas de negociación por parte de sus managers, pero teniendo en cuenta que la Academia quería este año acercar su espectáculo a una audiencia más joven (muy jugosa de cara a los anunciantes), la decisión no habrá sido muy difícil de tomar.

Te dejo el vídeo de la actuación que, personalmente, me pareció uno de los momentos estelares de la noche. Además hay que reconocerlo: Gaga interpretó de manera magistral The Sound of Music, cosa que no muchos se esperaban.

Escriba una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Show Buttons
Hide Buttons