Agatha Christie presenta “El misterio de la matemática y la comunicación”

formula

 

Hay semanas en las que uno acaba con agujetas en los ojos de tanto abrirlos del asombro y esta que termina ha sido una de ellas. Si ya el jueves os hablaba del caso del #becariopipiolin, hoy es el turno de algo que ocurrió el mismo día en Twitter, ese mágico lugar en el que se dan las más inverosímiles situaciones de vergüencita ajena.
Todo comenzó cuando Estefanía Serrano, actual jefa del Gabinete de Imagen y Comunicación de la Universidad de Zaragoza, hizo un inocente ‘retuit‘ que provocó las iras de estudiantes y profesionales del sector.

 

retuit1

Como resultado la cuenta de esta mujer se inundó al instante de comentarios desaprobando su comentario e incluso la Asociación de Periodistas de Aragón emitió un comunicado de prensa expresando su malestar en el que exigía una rectificación por parte de la responsable, entregando además un recurso de reposición en la Universidad de Zaragoza para conseguir la nulidad de la plaza del Gabinete de Imagen y Comunicación (campus en el que curiosamente se imparte esta licenciatura).

Es en medio de este ir y venir de acusaciones y comentarios cuando sale a escena el curriculum de Estefanía Serrano y nos desvela ¡que es Licenciada en Matemáticas, experta en Informática con experiencia previa en el departamento de Relaciones Externas de la Universidad!

Y aquí es donde yo quería llegar: vivimos en un mundo en el que todos tenemos una cuenta de Twitter, Facebook o Instagram y las redes sociales marcan cada vez más nuestro día a día, pero, ¿acredita esto a cualquiera para desempeñar una tarea de la responsabilidad de la que hablamos?

retuit2

La propia Estefanía afirmaba en su cuenta de Twitter que “nunca se ha considerado periodista”. Esto es un gran acto de honradez por su parte pero quizá está olvidando que aunque no se considere tal, puede que el resto de gente sí lo haga ya que el nombre de su cargo profesional incluye  la palabra “comunicación”. No me voy a poner purista entrando en debatir la necesidad de licenciaturas o “chorrocientos” masters en la materia para este desempeño, pero sí quisiera lanzar una reflexión: ¿no debería un Jefe de Gabinete de Imagen y Comunicación tener al menos un poco de respeto hacia sus funciones y la entidad que representa realizando correctamente la tarea que le ha sido asignada? Porque no sólo se trata de serlo. En la mayoría de los casos también hay que parecerlo. Y por cómo lo transmites y te comunicas, estimada Estefanía, algo me dice que no lo estás sabiendo hacer muy bien….

El problema de fondo, muy extendido a mi modo de ver, es que Estefanía olvidó por un momento (quiero creer que es un despiste y no es un problema de desconocimiento) que Twitter es una de esas ventanitas por las que nos asomamos a este fascinante mundo digital. Y puede pasar que, si nos acercamos desnudos, corramos el riesgo de salir en la foto “en pelotas”. Así que lo más aconsejable es acostumbrarse a echarse una bata encima. Por lo que pueda pasar.

Escriba una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Show Buttons
Hide Buttons