fbpx

Del Pink Marketing al Rainbow Marketing

En un mercado en el que cada vez es más importante la segmentación del público para encontrar el nicho al que cada empresa dirige su actividad, el colectivo LGTBI es cada vez más tenido en cuenta por diferentes razones. Estas prácticas de mercadotecnia dirigidas a este target tan concreto, se bautizaron hace unos años como Pink Marketing.

Target: el colectivo LGTBI

En primer lugar este público se caracteriza por unos hábitos de consumo y de vida muy diferenciados. A pesar de que cada vez más parejas LGTB se animan a ejercer su derecho de paternidad / maternidad en los países en los que la ley lo permite, sigue en vigor lo que se ha bautizado como hábitos de consumo DINK: Double income no kids (sueldo doble, sin hijos).

Según diversos estudios, los sectores que más tienen en cuenta a este colectivo a la hora de realizar su comunicación (precisamente porque son los productos que más les interesan) son: tecnología, ocio relacionado con viajes, cuidado del cuerpo o salud y, por supuesto, el sector de la moda y los cosméticos.

benetton-lgbt

Y es que, al contrario de lo que mucha gente pueda pensar, este estudio revela, por ejemplo, que las mujeres lesbianas gastan un 60% más en productos de belleza que las mujeres heterosexuales. Hay incluso empresas que lanzan sus test de producto en un grupo representativo del mercado global dentro del segmento LGTBI para ver por dónde pueden ir los tiros a la hora del lanzamiento y realizar los cambios necesarios, ya que es considerado un colectivo muy trendsetter o creador de tendencias. Esto cobra mayor importancia si tenemos en cuenta las declaraciones de Priscila Aramburu, de la agencia de Marketing All About de México: “Un consumidor gay gasta entre 10 y 15 por ciento adicional que una persona heterosexual”.

Pero poco a poco se está yendo a lo que se algunos han decidido denominar Rainbow Marketing o Marketing Inclusivo. Es éste un marketing que tiene en cuenta todos los estilos de vida existentes sin recurrir a exclusiones ya que, precisamente por realizar una comunicación de discriminación positiva hacia el colectivo LGTBI, muchas veces se consigue el efecto contrario al buscado: el rechazo a la marca.

Ikea, Benetton y Levi’s siempre han sabido hacerlo muy bien

Así pues, parece que la tendencia va hacia un marketing que perciba las diferencias pero no las presente en compartimentos estancos, sino como una realidad que forma parte de lo global y en interrelación con muchos otros estilos de vida.
Quizá las marcas que mejor han sabido dar forma a este nuevo concepto, aún en sus inicios, sean Levi’s, Benetton o Ikea (con esta pieza que rompe de lleno con los prejuicios dominantes).

Para ilustrar este concepto de Raibow Marketing qué mejor que este spot de Levis que resume visualmente, de manera literal, esa ruptura de barreras para presentar una realidad en la que los diferentes estilos de vida conviven.

Correos y su nueva identidad corporativa

En Junio de 2019 Correos presentó su nueva imagen corporativa. Se dieron cuenta de que estaba anticuada y necesitaba adaptarse a los nuevos tiempos. Nuevos tiempos asociados a nuevos servicios que ya ofrecían, pero el público mayoritario desconocía.

El resultado no pudo ser mejor: un logotipo versátil, una manera de comunicar actual e inclusiva pero, ante todo, directa y cercana. El ejemplo más reciente: su campaña #NoSoloAmarillo para el Orgullo 2020.

El objetivo ha sido muy claro: visibilizar la apuesta por la diversidad de la compañía. Para ello han usado soportes cotidianos como buzones, furgonetas u oficinas, en un año en el que las reivindicaciones no van a poder ser en forma de manifestación debido a las medidas sanitarias del Covid-19. Lo mejor para comprobar este gran acierto es que veáis el spot lanzado con motivo del 28-J.

Y tú, ¿de qué color eres? 😉

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Centro de preferencias de privacidad

Necessary

Advertising

Analytics

Cookies de terceros

_ga,_git,_gat

Cookies Imprescindibles

GPDR