Los pajarracos que no amaban al pajarillo azul

ivanper-twitter

Durante las últimas semanas hemos asistido a un creciente interés hacia Twitter mostrado por un amplio sector de la clase política nacional. Es como si en un tiempo en que casi todos contamos con una vitrocerámica, esta gente se emocionara por descubrir las bondades del camping gas. Pero el asunto no es ese. No seamos ilusos. La cuestión de fondo es que el ciudadano de a pie ya no tiene como principal medio de información las tradicionales cabeceras de periódicos sino que se ha dado un salto y ahora podemos decidir dónde informarnos y hasta qué punto. Toda persona con unas mínimas inquietudes informativas puede navegar por blogs, webs personales y recopiladores de noticias que muestran la actualidad desde un prisma diferente al de los grupos de comunicación”líderes”. La red ha democratizado la información y todo aquel que quiera puede generar contenidos. Y si estos contenidos están contrastados y argumentados, se crean nuevos líderes de opinión que no responden a  la ideología de un grupo de comunicación sino a la suya propia y cuentan en primera persona (y a veces con mayor credibilidad que una cabecera de periódico de gran tirada) lo que ocurre en nuestro día a día. Y resulta que Twitter es la herramienta con mayor poder de viralidad a la hora de seguir a estos nuevos líderes.

Así pues, que no nos intenten vender la moto de que hay que regular Twitter porque allí se insulta o se falta al respeto a gente que ajusta cuentas entre ellos al estilo Juego de Tronos. El asunto que realmente preocupa a la clase política es que la ciudadanía ya está harta de que le den una versión sesgada de la actualidad, de lo que ellos consideran que debemos saber. Porque la era digital (y el ciudadano medio) ha evolucionado a un ritmo mayor que el de los políticos revenidos que pueblan el panorama actual y que, si por algunos fuera, seguirían informándonos por medio de las gacetas semanales, las hojas informativas que supusieron los inicios del periodismo en el siglo XVII y precedente del actual BOE, o por medio de pequeñas piezas visuales insertadas delante de la última película de Saritísima (¿a alguien le suena?).
aspiresco-twitter

Por todo esto, Twitter se ha convertido en el Lucifer del nuevo siglo: allí se opina, se contrasta, se debate y se rebate. En resumen: se piensa.  Cada cuál genera su propio punto de vista. Y eso no interesa a los que nos intentan gobernar, porque en el momento en que se tiene criterio propio y herramientas, el chiringuito que tienen montado desde hace años puede correr el peligro de ser desmantelado. Y una de las herramientas más potentes para conseguirlo es la de nuestro querido pajarillo azul al que le quieren cortar las alas y cerrarle el pico.

Así que la próxima vez que leas que se quiere reformar el código penal para regular delitos en la red, piensa que el delito es tu opinión, tu libre pensamiento. Y cada vez que escuches que el director de un periódico ha sido destituído, sé consciente de que ese fulano que viene tiene el firme objetivo de crear una estrategia para llegar a más gente y así uniformizar el pensamiento colectivo y conseguir que la masa piense lo que ellos quieren. Y por último: cuando alguien diga que quieren cortar las alas a Twitter y cerrarle la boca, si lo consiguen, en realidad son tus alas las que van a dejar de volar. Y tu boca la que va a dejar de opinar. Porque tener espíritu crítico no se lleva. Lo que ellos pretenden que se lleve esta temporada es la pura lana de oveja. Pero tú y yo sabemos que hace ya mucho tiempo que eso no es tendencia. Al igual que ellos

Quiero dar un agradecimiento especial y enorme a los autores de las ilustraciones que hoy acompañan el artículo. Gracias a Aspiresco y a Ivanper, al que puedes seguir en su Twitter y su blog. ¡Sois muy grandes!

Escriba una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Show Buttons
Hide Buttons