fbpx

¿Qué es un mapa de contenidos y cómo puede ayudarte?

Voy a hacer un ejercicio adivinatorio: conoces la importancia de ofrecer a tus seguidores contenidos interesantes en redes sociales, pero la realidad es que resulta complicado decidir cada día qué compartir en redes, qué escribir en el blog… Las cosas como son: saber qué voy a comunicar es la manera más sencilla de ahorrar tiempo, hacer las cosas con sentido y que tengan una razón de ser. Es lo que en marketing llamamos estrategia.

La era de los contenidos personalizados

Vivimos un momento de saturación de contenidos, lo sé. Por poner un ejemplo, hace no tanto la decisión a la hora de elegir un servicio de vídeo a la carta, se limitaba a 3 ó 4 opciones (Movistar +, Netflix, HBO o Filmin). Pero el mercado es jugoso y funciona. Por lo que tenemos una oferta fragmentada y especializada, en la que cada cual debe elegir. Porque… ¿quién está hoy en día abonado a una sola plataforma? Yo no, ¡desde luego! 😅

De la misma manera, cada uno debe buscar su hueco en el mundo de los contenidos. ¿Qué ofreces y te diferencia? Una vez definido, deberás indagar acerca del público al que te diriges. Pero debe ser susceptible de comprar tu producto o servicio, ¡claro está! ¡Que aquí nadie vive del aire! 💨

Cómo conocer a tu buyer persona

Cuando sabemos claramente lo que ofrecemos, lo que nos distingue y, más o menos, a quien le viene de cine, toca concretar las características de la persona ideal a la que debo poner delante mis servicios: porque es lo que necesita y puede llegar a comprarlo. En términos marketeros: ¿quién es mi buyer persona?

Puede darse el caso de que tengamos 2 ó 3 clientes ideales (o buyer persona). En todo caso, deberemos definirlos con la mayor precisión que podamos, echando mano de nuestra experiencia, encuestas de campo o cualquier otra herramienta que nos facilite el proceso. Y si le ponemos nombre y apellidos, mejor que mejor. Debemos visualizar a nuestro buyer persona con pelos y señales. Porque cuanto mejor definido esté, mejor vamos a saber los contenidos que le interesan y que deberemos crear.

Fases del buyer persona

No todos nuestros clientes potenciales están en la misma fase. Incluso hay gente que no nos conoce pero necesita nuestro servicio. Y debemos plantarnos delante de ellos con nuestros contenidos porque, lo sabes: nadie va a venir a tocar la puerta y darte el trabajo hecho sin conocer absolutamente nada sobre tu saber hacer profesional.

Dependiendo de todo esto, nuestro buyer persona se encontrará en una de estas 3 fases del proceso de decisión de compra:

  • Reconocimiento: tiene una necesidad que cubrir pero no sabe muy bien todavía cuál es.
  • Consideración: ya le ha puesto nombre; está localizada y sabe a lo que debe poner solución.
  • Decisión: decide resolver ese problema y se pone manos a la obra buscando posibles opciones.

Cómo definir tu mapa de contenidos

Una vez que conocemos todo lo comentado sobre nuestro público potencial, debemos trabajar en la elaboración de nuestro mapa de contenidos. Porque no podemos contar lo mismo a alguien que aún no nos conoce, a quien ya sabe qué hacemos o a quien ya ha tomado una decisión de compra para poner remedio a su problema.

En otras palabras: debemos definir qué vamos a contar (en redes sociales, nuestro blog…) a nuestro buyer persona, dependiendo de la etapa en que se encuentre:

  • Reconocimiento: no le hables de tu servicio. Ponte en su lugar para ayudarle a identificar la necesidad que tiene (y que tú puedes cubrir).
  • Consideración: todavía es pronto para hablar de tu producto, así que… ¡toca contenerse! 🙃 Cuenta cómo se puede afrontar ese problema.
  • Decisión: aquí ya puedes hablar de tu producto o servicio. Sé directo, habla de las bondades de la solución que ofreces, las ventajas de tu servicio frente a otros.

En resumen: tu mapa de contenidos debe tener presente en todo momento la intención de tu buyer persona: si no ha llegado a un punto en el que quiera tomar una decisión de compra, ¡no le intentes vender la moto! 🛵

Si previamente al momento de decidir poner remedio a ese problema, le has acompañado orientándole en el camino con tus contenidos, ¿quién crees que tendrá un lugar privilegiado en su mente a la hora de tomar una decisión de compra? Efectivamente: tú.

Llegados a este punto sólo queda una cosa: ponerse manos a la obra y definir un plan de contenidos alineado con tu buyer persona y con objetivos claros, dependiendo de la etapa en que esté. ¿Ya lo tienes hecho?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.