fbpx

Qué hemos aprendido de las redes sociales en la crisis de la Covid-19

El confinamiento vivido por el coronavirus durante la primavera de 2020 ha cambiado la percepción que tienen usuarios y entidades de las redes sociales. Incluso la manera de comunicar. Esto es un hecho.

Si sigues leyendo descubrirás un puñado de grandes ideas y 5 valiosas lecciones que nos ha dado una situación tan extrema.

Las redes sociales durante la crisis sanitaria en cifras

Por si no te lo acabas de creer, aquí van los datos que he recogido de un informe de Hootsuite analizando este encierro global:

  • El 95% de la población ha pasado más tiempo del habitual conectado a internet con el fin de estar informado.
  • Un 45 % ha aumentado el consumo de redes sociales.
  • Las redes sociales han aumentado su tráfico desde móvil en un 70 %.
  • Las webs gubernamentales han incrementado sus visitas desde móvil en un 66 %.

En otras palabras: nuestro mejor aliado ha sido el smartphone y las redes sociales las protagonistas estelares.

El confinamiento: una ocasión ideal para escuchar a tu público

Como siempre, ha habido quien ha optado por una actitud de escucha activa y quien ha puesto el piloto autómatico. Los primeros han sacado algunas conclusiones. Es lo que tiene el trabajo: da sus frutos.

En el sector turístico han descubierto que el 45 % de sus seguidores tiene una inquietud de viajar de manera local. Es lógico: al haber estado limitada la movilidad, lo cercano, aquello a lo que habitualmente  no prestamos mucha atención, ha aumentado su atractivo.

De esta manera, las empresas que han realizado esta escucha social, han podido lanzar promociones dirigidas a cubrir estos deseos: lo próximo se ha situado como algo a descubrir, con las ventajas de la cercanía y la confianza de ser algo que está en tu ciudad desde siempre (aunque tú no te hayas percatado).

Adaptarse o pasar inadvertido, esa es la cuestión

Siempre se habla de buscar oportunidades de negocio. Pero muchas veces no hay que hacerlo: las tienes delante de tus narices. Sólo hay que saber verlas. Este es el caso de algunos locales hosteleros. Como ejemplo el Bar Baster en Bilbao, conocido por sus vermús preparados, raciones y gildas, ya estaba a mediados de Abril ofreciendo el aperitivo a domicilio. ¡Si no puedes venir, te lo llevamos nosotros!

Este es un caso claro de diferenciación de la competencia y de ofrecer lo que tu público quiere: aquello de lo que no puede disfrutar debido a las restricciones impuestas por la crisis sanitaria. El asunto es que esta adaptación a la situación no sólo les ha permitido mantener abierto el negocio en una época complicada sino que, probablemente, hayan conseguido llegar a un público potencial que nunca supo de él.

Esta visibilidad conseguida con su saber hacer, habrá ampliado la clientela que, seguramente, le seguirá siendo fiel cuando llegue la famosa nueva normalidad. Porque cuando nadie estaba, ellos sí lo hicieron. Y supieron comunicarlo a través de los canales adecuados y al alcance de todos: esas redes sociales de las que estábamos pendientes.

Seguir en contacto para que la gente no te olvide, otra decisión acertada

Ganar un cliente es complicado y mantenerlo lleva su trabajo. Perderlo es algo tan sencillo como no hacer nada.

Por esta razón muchos cocineros, asumiendo la imposibilidad de abrir las puertas de su negocio al público, optaron por ofrecer recetas 5 estrellas en redes sociales. Es el caso de Alberto Chicote, uno de los que más rápido reaccionó. Su primera video-receta en Instagram es del 21 de marzo y, 3 meses después, sigue con ello.

De la misma manera, hoteles y alojamientos de cierto renombre aprovecharon la cuarentena para transmitir hacia dónde van a ir encaminadas las medidas sanitarias en sus instalaciones.

Y algunos han optado por los concursos: sabiendo que habrá un cierto recelo a pernoctar con la llegada de la nueva normalidad, han sorteado estancias para conocer esas medidas de primera mano y, de paso, conseguir visibilidad en redes difundiendo sus precauciones en la etapa que ha dado comienzo.

TikTok, el gran descubrimiento a nivel popular

Si ha habido una gran beneficiada durante la crisis sanitaria ha sido la red social TikTok. Lo reconozco: hasta yo he abierto una cuenta a mediados de Abril. Y tengo que decir que las posibilidades que da son espectaculares 🤩

En TikTok, los mayores de 40 hemos encontrado el pasatiempo ideal para matar el rato de manera creativa. Y  grandes marcas, que aún no estaban quizá por prejuicio o desconocimiento, han apostado por esta forma diferente de comunicar.

Por supuesto: igual que no te comportas de la misma manera en la oficina o en un bar, TikTok tiene sus propios códigos y hay que ponerlos en práctica. ¡Esto no es LinkedIn ni Twitter! El lenguaje audiovisual toma protagonismo y, si tienes claro el mensaje, las herramientas a tu disposición son infinitas. Sólo falta que le eches algo de imaginación y… ¡el milagro está hecho!

Si algo me ha fascinado durante mi toma de contacto con esta red – cuyos usuarios habituales eran adolescentes y jóvenes – ha sido la creatividad que destila. ¡Hazme caso! Si no la conoces te animo a hacerlo. Eso sí: ponte una alarma ⏰ ¡El tiempo pasa volando cuando navegas entre sus vídeos!

@joseanhermoso

Aquí, comenzando con esto del Tik Tok. parece que engancha…#harrypotterchallenge #magia #magic

♬ Harry Potter – Peter Seymour

El contenido, definitivamente, es el rey

Muchas marcas se han dado cuenta de que no trabajaban sus contenidos y se han intentado subir al tren en marcha. Pero no es algo sencillo. Un canal de YouTube interesante o un blog especializado no se monta en dos días. Ni en dos semanas.

Cuando sabes que tu público potencial está en casa con muchas horas libres por delante, ofrecer posts que le interesen o vídeos que le aporten se convierte, casi, en una obligación.

Un recurso muy socorrido han sido los directos de Instagram y Facebook: crear citas periódicas – o puntuales – para compartir tu conocimiento con otros profesionales ha sido otra práctica habitual. Yo mismo, intentaba no perderme los directos en Instagram de Inma Ferragud sobre contenidos y redes sociales: la charla de las 18’30 h se convirtió en un happy place, mi lugar feliz, de mi rutina diaria.

Otro ejemplo interesante – y que he tenido la suerte de vivir en primera persona porque gestiono sus redes sociales – ha sido el de El Capitán Elefante.

La banda bilbaina tomó una actitud muy proactiva durante el confinamiento – tengo parte de culpa, ¡sí! 😁 – y, a pesar de haber vistos suspendidos sus conciertos de los meses de Marzo, Abril y Mayo, han estado en contacto con su público de manera muy intensa.

Participaron en varias iniciativas comunitarias de Festivales musicales online como el Granapop, Clavados Festival o A casa Sí. Y además aprovechamos el confinamiento para realizar una de las acciones más CHULAS – así, en mayúsculas – de las que he participado en redes sociales: «Negativo Confinado».

La idea era sencilla. Ya que la gente estaba en casa atenta a todo lo que compartíamos, lanzamos una propuesta: grabarse haciendo un playback del último single «Negativo» y enviárnoslo.

El objetivo final: realizar un videoclip que recogiera este momento histórico intentando transmitir el positivismo que destila la canción.

El resultado no pudo ser mejor: la comunidad de fans se volcó y nos hizo llegar mucho material y muy creativo.

En este caso el riesgo era que si la gente no participaba, la acción se podía quedar en nada, ya que el contenido lo generaba la propia audiencia. Pero… ¿quién dijo» miedo»? 🙃

Es cierto que algunas pistas nos hacían pensar que esto podía terminar bien: su comunidad de fans se caracteriza por un alto nivel de participación en redes y el videoclip de estudio Negativo – estrenado durante el encierro, porque les pilló con él grabado y montado – había tenido una acogida espectacular.

Si quieres disfrutar de Negativo Confinado, sólo tienes que darle al play y comprobarlo. Lo tienes aquí abajo. ¿Me encuentras? 😊

https://www.instagram.com/tv/CANiCAQDJqG/

Conclusiones de un confinamiento (tristemente) histórico

La crisis sanitaria de la COVID-19 ha puesto en relieve algo que muchos ya sabíamos: las redes sociales vinieron para quedarse y son la manera más directa de comunicarte con tu comunidad después del trato personal. Si quitamos esa posibilidad… ¡ya tienes el caballo ganador! 🏇

Pero una comunidad online no se crea en 2 días. Se necesita tiempo, estrategia y contenidos atractivos para ello. De esta forma, quienes ya tenían presencia y han optado por mantener esa comunicación, se han visto beneficiados por ese trabajo constante ya realizado.

Para terminar, te daré un dato: en los 2 meses de aislamiento el tráfico a mi blog se ha duplicado, con semanas de auténtica locura en la cifra de visitas para lo que estoy acostumbrado 🤲 Todo ello sin publicar ningún post nuevo, pero manteniendo mi actividad en redes sociales.

Llegados a este punto: ¿aún sigues pensando que no necesitas una estrategia en redes sociales, tener tu propia web o blog? 😉

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es diseño-para-autonomos.jpg

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.